sexta-feira, 30 de dezembro de 2011

Mi buen pastor, Jesús


Mi buen pastor, Jesús




Un texto muy bueno de Maria Enriqueta Velasquez






Mi buen pastor, Jesús





Lucas 15:1-7 (DHH)


“Todos los que cobraban impuestos para Roma y otra gente de mala fama se acercaban a Jesús, para oírlo. 2 Los fariseos y los maestros de la ley lo criticaban por esto, diciendo: Este recibe a los pecadores y come con ellos.3 Entonces Jesús les dijo esta parábola: 4 "¿Quién de ustedes, si tiene cien ovejas y pierde una de ellas, no deja las otras noventa y nueve en el campo y va en busca de la oveja perdida, hasta encontrarla? 5 Y cuando la encuentra, contento la pone sobre sus hombros, 6 y al llegar a casa junta a sus amigos y vecinos, y les dice: Alégrense conmigo, porque ya encontré la oveja que se me había perdido.' 7 Les digo que así también hay más alegría en el cielo por un pecador que se convierte que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse.






Jesús compara a los seres humanos con ovejas, ¿por qué?


· En esa época muchos se dedicaban a criar animales, dentro de ellos las ovejas así que era muy conocido para ellos como se comportaban las ovejas.


· Sin embargo hay otras razones por las cuales nos compara como ovejas.






Veamos otro ejemplo donde Jesús compara a los seres humanos con ovejas






Mateo 9:35-36(DHH)


“35 Jesús recorría todos los pueblos y aldeas, enseñando en las sinagogas de cada lugar. Anunciaba la buena noticia del reino, y curaba toda clase de enfermedades y dolencias. 36 Al ver a la gente, sintió compasión de ellos, porque estaban cansados y abatidos, como ovejas que no tienen pastor.”






¿Cómo es la oveja? ¿Por qué Jesús la usa como ejemplo?


1. A pesar de parecer muy fuerte, la oveja es muy frágil. Cuando se la trasquila (se le quita la lana) se puede ver que en realidad la oveja es flaquita.


2. Las ovejas NO tienen sentido de orientación. Pueden haber pasado 1000 veces por el mismo camino para regresar a casa pero si se pierde jamás podría encontrar el camino de regreso.


3. Se considera el animal más tonto de la creación. La oveja puede literalmente morir de hambre sobre la comida. Es necesario que su pastor arranque un poco de hierba y se la ponga en la boca de una de las ovejas para que el resto empiece a comer.


4. Son 100% dependientes de su rebaño y sobre todo de su pastor, NO de cualquier pastor, SOLO de SU pastor. Ellas pueden reconocer los pasos y la voz de su pastor.


5. Cuando hay peligro a su alrededor, cuando su vida es amenazada por un predador como un lobo, ellas pueden caerse patas arriba y son incapaces de levantarse por sí solas, simplemente son presa fácil.


6. Sus patas son muy débiles y delgadas, cuando se enredan son totalmente incapaces de desenredar sus patas, necesitan que su pastor las libere.


7. Cuando alguna decide ir a explorar sola y alejarse del rebaño, se pierde. Puede caerse en un hueco, se desespera y llama a su pastor para que la saque. Si escucha los pasos de su pastor se desespera más y se lastima sin darse cuenta por eso su pastor usa su vara y le rompe una pata para que se quede quieta y no se haga más daño; luego la saca del hoyo, le cura las heridas con un aceite que siempre lleva con él y la pone sobre sus hombros para regresarla a casa.


8. UNA OVEJA SIN PASTOR NO TIENE NINGUNA POSIBILIDAD DE REGRESAR A CASA CON VIDA.


¿Entonces qué fue lo que vio Jesús cuando vio a la multitud?


VIO A GENTE QUE IRREMEDIABLEMENTE IBA A MORIR SIN SALVACIÓN E IRÍA AL INFIERNO. Esto desgarró el corazón de Jesús. ¿Por qué?


Juan 10:11 (DHH) “Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.”


Jesús es el buen pastor, él vino a la tierra a morir para darnos vida, para que no tengamos que morir irremediablemente sin salvación e ir al infierno. Jesús vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. Jesús es Dios mismo que decidió venir a la tierra a darnos salvación para ser nuestro buen pastor que nos saca del hoyo, cura nuestras heridas y nos lleva de regreso a casa.


¿Cuántas veces hemos sido como las ovejas?


1. De apariencia fuerte pero frágiles en nuestro interior. Bravucones por fuera pero con el corazón destrozado por dentro.


2. Totalmente desorientados, buscando la solución a nuestros problemas en el alcohol, en las drogas, en el sexo, buscando vida donde solo hay muerte y somos incapaces de encontrar el camino de regreso al perdón de Dios.


3. 100% tontos, literalmente muriendo de hambre teniendo el pan de vida, que es Jesús, a nuestro alcance.


4. 100% dependientes de Dios, nada podemos hacer por nosotros mismos, ni siquiera podemos decidir si estaremos vivos o no al siguiente minuto.


5. Ante el peligro y los problemas intentamos resolverlos a nuestra manera pero a veces empeoramos nuestra situación al olvidarnos que Dios es quien tiene el control.


6. A veces nos metemos en unos líos tan grandes que solo Dios puede liberarnos de donde se encuentran enredadas nuestras vidas.


7. A veces decidimos ir por la vida sin pastor y caemos en profundos hoyos. Ahí decidimos clamar para que el buen pastor nos saque y mientras nos desesperamos nos hacemos daño a nosotros mismos. ¿Cuántas veces el Señor no nos ha roto una pata, es decir que hemos atravesado por momentos difíciles donde hemos tenido que quedarnos quietos y reconocer que solo Dios puede sacarnos de ese hoyo. Luego el Señor ha curado nuestras heridas y nos ha llevado en sus hombros.


8. SIN JESUS SOMOS INCAPACES DE TENER SALVACIÓN Y VIDA ETERNA, IRREMEDIABLEMENTE MORIREMOS ETERNAMENTE E IREMOS AL INFIERNO.


Jesús no quiere verte más como una oveja sin pastor, él quiere ser tu buen pastor. Jesús te dice, YO SOY EL BUEN PASTOR, MI VIDA DI POR TI PARA DARTE SALVACIÓN.


Salmos 23:1-6(DHH)



Tú, Dios mío, eres mi pastor; contigo nada me falta.
Me haces descansar en verdes pastos, y para calmar mi sed me llevas a tranquilas aguas.
Me das nuevas fuerzas y me guías por el mejor camino, porque así eres tú.
Puedo cruzar lugares peligrosos y no tener miedo de nada, porque tú eres mi pastor y siempre estás a mi lado; me guías por el buen camino y me llenas de confianza.
Aunque se enojen mis enemigos, tú me ofreces un banquete y me llenas de felicidad; ¡me das un trato especial!
Estoy completamente seguro de que tu bondad y tu amor me acompañarán mientras yo viva, y de que para siempre viviré donde tú vives.











¿QUIERES DEJAR DE ANDAR POR EL MUNDO COMO UNA OVEJA SIN PASTOR? ¿QUIERES QUE JESÚS SEA TU BUEN PASTOR? ¿QUIERES ACEPTAR A JESÚS COMO EL SEÑOR Y SALVADOR DE TU VIDA?

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Obrigado por seu comentário

Bendiciones