quinta-feira, 27 de outubro de 2016

La Bíblia y El Halloween







La Biblia no habla en momento alguno acerca del Halloween, o Día de las Brujas. Pero sus Orígenes y costumbres actuales de esta celebración prueban que ella está basada en  falsas creencias sobre los muertos y los espíritus del mal, o demonios.

La Biblia dice: “Nadie en los tuyos deberá. . . servir de médium espiritistas o. . . consultar a los muertos.” (Deuteronomio 18:10-12). Mientras algunos miran el Halloween como una fiesta sin maldad, la Biblia demuestra que sus prácticas no la son. En 1 Corintios 10:20, 21, la Biblia dice: “No quiero que ustedes entren en comunión con los demonios “No pueden beber de la copa del Señor y también de la copa de los demonios.” Tentaré de una manera directa y clara abordar abajo los motivos que me hacen ser contra la celebración del Halloween.



Entendendo la historia y las costumbres por detrás del Halloween


1) La Muerte: 

El Samhain, según la Enciclopedia Barsa, “el Halloween tiene origen en las fiestas paganas de Samhain, celebradas por los celtas en la Edad Media adonde se celebraba el ultimo día del año celta 31 de octubre y el principio del nuevo año 01 de noviembre.

En el tiempo de las fiestas, grandes fogatas eran encendidas en el alto de los cerros para espantar los malos espíritus, este pueblo creía que las almas de los muertos iban a visitar sus casas en este día". Todo por detrás del Halloween está relacionado con la muerte y el mundo de las tinieblas, pero la Biblia de manera bien directa a respecto de los muertos “Pero los muertos no saben nada ni esperan nada, pues su memoria cae en el olvido”. (Eclesiastes 9:5) Luego, ellos no pueden entrar en contacto con los vivos, algo que vemos con claridad que el Halloween predica al revés.


2.) Utilizar disfraz: 

La utilización del disfraz no está tan clara lo porque, pero el según el libro Halloween: un Feriado Americano, una Historia Americana, algunos celtas ponían disfraz de fantasma para que los espíritus le confundieran con uno de ellos y no los molestase. Otros ofrecían dulces a los espíritus para apaciguarles. En la Europa medieval, los clérigos católicos adoptaran costumbres paganos locales y incentivaban los fieles a ir en a las casas vestido con disfraz y pidiendo pequeños regalos en cambio por oraciones a favor de los muertos. Pero, la Biblia es clara y no permite mesclar prácticas de falsas religiones con la adoración a Dios. — 2 Corintios 6:17. Infelizmente algunos cristianos no perciben como es peligroso estar jugando con esta clase de cosas e yendo en contra de la Palabra de Dios. 


3.) Calabaza/linterna (Jack-O-Lantern): 

En la Gran Bretaña medieval, “personas iban de puerta en puerta pidiendo comida en cambio de oración por los muertos” y cargaban “velas adentro de nabos esculpidos, que simboliza un alma presa en el purgatorio”. (Halloween—From Pagan Ritual to Party Night [Halloween: Ritual Pagano Transformado en Noche de Fiesta]). 

Según el Dr. Peter Hammond: " El origen de esta costumbre está en la vela encendida dentro de una calabaza o calavera que servía para señalizar las granjas y hogares que habían apoyado la religión de los druidas, por lo tanto esperaban el “trato” cuando los horrores de Halloween comenzaban. La Enciclopedia del Mundo de los Libros dice: La aparentemente inofensiva calabaza en forma de cara encendida es un antiguo símbolo de un alma condenada".

Otros dicen que estas velas eran utilizadas para apartar espíritus malos. En el siglo 19, en Norte América, los nabos fueran sustituidos por calabazas, que eran más fáciles de encontrar, bien como de dejar vacío y esculpir. Las creencias por detrás de esta costumbre — la inmortalidad del alma, el purgatorio y las oraciones por los muertos — no están basadas en la Biblia. — Ezequiel 18:4



Después de esta corta reflexión, Usted lo debe ver que Halloween no es una fiesta bíblica y no hay porque celebrarla.


* Fuente:
http://cristianos.about.com/od/Cristianos-Celebraciones/a/Que-Dice-La-Biblia-Sobre-Halloween.htm
http://destellodesugloria.org/blog/2009/10/%C2%BFque-dice-la-biblia-acerca-de-halloween/

terça-feira, 21 de outubro de 2014

Renovando la Mente







“No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.”(Romanos 12:2 NVI)

La mente humana es fantástica y por más que los médicos, científicos intenten entenderla, se hace muy difícil por su gran complejidad. Pero Dios es especialista en cosas complejas, pues fue el mismo que creo la mente humana y conoce cada partecita de tu cerebro.

Cuando Dios te creo, te hizo como un ser perfecto, independiente de las diferencias que creas que tengas, Él te hizo perfecto, al crear la humanidad él puso en el ser humano una naturaleza y una mente sana. Pero, con el pasar del tiempo el hombre fue cambiando su naturaleza.

Dios puso en la mente humana cosas buenas, pero el hombre buscó su propio camino y escogió muchas veces no tener una mente y un corazón conectado a Dios, con el pasar del tiempo esta misma mente humana se fue destruyendo y dando espacio ya no para Dios, sino para sus propios intereses, deseos y egoísmo.

Lo que miramos hoy son jóvenes y adolescentes buscando su propio interés, no les importa los planes de Dios para su vida y la opinión de sus padres. Lo único que les importa es la opinión de su grupo de amigos o de los amigos del colegio.

Cuando Pablo escribió para no amoldarse al mundo actual. Él estaba diciendo de la importancia en no estar con la mente fija en los deseos de este mundo, en no vivir según los padrones que las personas, amigos o grupos nos ponen, sino según los padrones de Dios.

La otra invitación que Pablo hace es renovar la mente, o sea, tener una mente sana, llena de Palabra de Dios, esto sin duda hace toda la diferencia en el momento de tomar las decisiones. El que busca a Dios por medio de su Palabra, siempre sabe cuál es la decisión y camino correcto a seguir.



Reflexionemos.

• ¿Me estoy amoldando a lo que las personas piensan?

• ¿La Biblia es lo que conduce mi mente?

• ¿Qué decisiones tengo que tomar para no amoldarme al tiempo actual?



Oración:


Padre amado, ayúdame a seguir tu voluntad y a tener una mente sana, llena de tú palabra. Enseñame a caminar en tu camino y en tu verdad. En el nombre de tu hijo Jesús. Amén.

sexta-feira, 15 de agosto de 2014

El poder del corazón

“Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida.”(Pv. 4:9 NVI)

El corazón siempre fue considerado el órgano más importante del cuerpo humano, en la ciencia el corazón es considerado la sala de las máquinas del cuerpo, responsable por bombear sangre por una red de vasos con longitud de 97.000 kilómetros, el órgano latí 40 millones de veces al año y 3.000 millones durante una vida media.

En toda la historia humana, el corazón siempre fue considerado de mucha importancia por su función vital en el cuerpo. Cuando lees esto proverbio escrito por el Rey Salomón, verás que el afirma que sobre toda las cosas hay que cuidar el corazón, porque es por medio de él que fluye la vida.

El mundo en estos días, se está presentando cada vez con más tentaciones en las diversas áreas de la vida, presiones, cambio de valores. Me acuerdo que hace un par de años atrás, una adolescente del ministerio juvenil que lideraba, tocó la puerta de mi oficina en plantos. Estaba confundida y desesperada, pues su enamorado le dijo que si realmente ella lo amaba, era necesario que durmieran juntos en un hostal y se entregara a el por completo como prueba de su amor. Ella decidió decirle NO y hoy está casada y muy contenta porque supo guardar sus principios y su corazón.

La adolescencia y juventud siempre se presentará con las tentaciones, pero también con las decisiones, mi deseo para tu vida es que puedas tomar la mejor decisión y cuidar tu corazón, independientemente de las presiones o caminos que tengas por adelante.

Cuidar el corazón significa no entregarlo por entero a una persona o una situación, siempre entender que el centro de tu vida, decisiones, emociones, pensamientos deben estar en las manos de Dios.



Reflexionemos.

• ¿Cómo está mi corazón hoy?
• ¿Estoy cuidando  mi corazón delante de las tentaciones y presiones?
• ¿Puedo decir que Dios está cuidando 100% de mi corazón?
• ¿Cuáles son las precauciones que puedo tomar para cuidar de mi corazón?


Oración.

Padre amado, te doy gracias por saber que cuidas de mí y de mi corazón. Confeso que muchas veces las presiones y tentaciones son muy fuertes, pero sé que no me das más luchas y tentaciones más grandes que pueda soportar. Ayúdame a saber cuidar a mi corazón. Guíame por tus caminos. En el nombre de tu hijo Jesús. Amén.